Rejuvenecimiento Facial

La cirugía y los tratamientos para el rejuvenecimiento facial actuan sobre cuatro aspectos.

La combinación de 2 o más procedimientos es frecuente para obtener resultados mas completos

 

  • Las arrugas y los surcos.
  • La flacidez cutánea.
  • La pérdida de volumen facial
  • Las manchas y discromías.

Lifting y Minilifting Facial

Mediante mínimas incisiones ocultas por el pelo y alrededor de las orejas se recoloca la grasa facial descendida por el paso del tiempo y se estira la piel, eliminando su flacidez. En los casos más incipientes se emplea la técnica del Minilifting.

 

Las incisiones del Minilifting son más pequeñas (unos 4 cm) y el área de despegamiento es menor, siendo la inflamación postoperatoria y por tanto la recuperación más rápida, que permite una rápida reincorporación laboral y social.

Rejuvenecimiento del Cuello

Conforme envejecemos, las diferentes áreas de la cara y el cuello se ven afectadas de forma diferente. Algunas personas desarrollan numerosas arrugas en todas las áreas. Otras mantienen un buen tono cutáneo pero pierden notablemente el volumen facial. Y otras acumulan grasa en el cuello con una flacidez marcada de la piel.

Lifting Frontal

Cuando las cejas caen por el paso de los años (ptosis ciliar), recomendamos dos maneras de revertir este proceso: la inyección de toxina botulínica o la realización de un lifting frontal. La ventaja de la cirugía es que el tratamiento es mucho más prolongado y se pueden elevar aún más las cejas que con la toxina. La intervención se realiza mediante una pequeña incisión dentro del cuero cabelludo.

 

Esta intervención la solemos realizar simultáneamente con una blefaroplastia, ya que habitualmente encontraremos un exceso de piel del párpado superior junto con la caída de la ceja.

Lipofilling

Una de las causas fundamentales del envejecimiento facial es la atrofia de la grasa de los pómulos y las mejillas. Con el paso del tiempo la cara pierde volumen, lo que da lugar a la flacidez cutánea. Para revertir este proceso hay dos alternativas: hacer un estiramiento facial (lifting) o reponer los volúmenes faciales mediante la inyección de nuestra propia grasa (lipofilling). Ambas técnicas se pueden realizar simultáneamente.

 

Primero se extrae grasa de alguna parte del cuerpo (abdomen, cartucheras, etc.), se purifica mediante centrifugación y se reinyecta con unas finas cánulas en las áreas faciales que lo necesiten.

Blefaroplastia superior

Es una intervención  sencilla que está indicada cuando el párpado superior tiene un exceso de piel o está algo caído. Consiste en extirpar la piel sobrante y parte de la grasa, corrigiendo la ptosis (caída) cuando está presente. Se realiza con anestesia local y de forma ambulante. A menudo se realiza simultáneamente una blefaroplastia inferior o a un lifting ciliar (cejas).

 

Los puntos de sutura se retiran a los 4-5 días de la operación, no presentando el paciente en ningún momento del postoperatorio disminución de la capacidad visual.

Blefaroplastia inferior

La principal indicación de esta operación es la presencia de bolsas en los párpados inferiores. La causa de estas bolsas es una pseudoherniación de la grasa de la órbita ocular, realizándose una extirpación de esta grasa. Habitualmente se hace por vía transconjuntival (por dentro del párpado), evitando así lesionar el músculo orbicular. Durante la intervención se elimina también el exceso de piel.

 

Cuando el párpado inferior es laxo y está caído  realizo una Cantopexia (fijación del canto lateral del párpado), con la intención de fijarlo y rejuvenecer la mirada.

Arrugas Peribucales

Las arrugas en los labios (código de barras) pueden ser tratadas de diferentes maneras, según el grado. Cuando son leves o moderadas se pueden tratar mediante inyecciones de ácido hialurónico y toxina botulínica superficialmente. Cuando son más profundas precisan la realización de un resurfacing laser o una dermabrasión. Todos estos tratamientos se hacen mediante anestesia local.

 

El tratamiento con inyectables tienen una duración limitada (1año), mientras que la dermabrasión y el resurfacing son de efectos mucho más prolongados

Resurfacing

Mediante la aplicación de laser y peelings químicos se puede obtener una mejora global del aspecto de la piel facial. Actualmente lo realizamos mediante la tecnología fraccionada, que requiere un promedio de 6 sesiones, durante las cuales se van apreciando progresivamente los cambios en la textura y regularidad cutánea.

 

La ventaja de hacer este procedimiento de forma progresiva y no en una sola sesión es que el postoperatorio es más liviano y el tiempo de baja laboral y social es menor.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Copyritght © 2021 Reforma Hospital